Jabalina, un deporte en el que el lanzamiento lo es todo

El lanzamiento de jabalina es una prueba de atletismo en la que, como su nombre indica, hombres y mujeres arrojan una jabalina, que suele estar fabricada en acero, tras el límite que marca una línea curva, al final de una pista de lanzamiento, hacia un área marcada, con el objetivo de que llegue lo más lejos posible.

El lanzamiento de jabalina forma parte del programa de atletismo de los Juegos Olímpicos de la era moderna desde 1908.

Historia del lanzamiento de jabalina

El lanzamiento de jabalina ya era para los griegos en el siglo V a. C. una de las competiciones deportivas más importantes. Sus principales atletas procedían de los Peltastas, una infantería ligera especializada en escaramuzas que portaba un escudo de mimbre y varias jabalinas.

Con los romanos el lanzamiento de jabalina se fue extendiendo por otros países del Mediterráneo y desde allí se expandió por todo el planeta.

En España el lanzamiento de jabalina se desarrolló con los Almogávares, tropas de choque y guerrilla presentes en todos los reinos cristianos de la península ibérica a lo largo de la Reconquista y especialmente conocidos por el activo papel que desempeñaron en el Mediterráneo aquellos procedentes de la Corona de Aragón entre los siglos XII y XV.

En 1908, cuando se celebró una de las primeras olimpiadas modernas, se recuperó la jabalina griega clásica, que estaba elaborada de madera o bambú y tenía un lazo de cuero en su centro de gravedad que funcionaba como un propulsor que aportaba fuerza y precisión.

En los siguientes juegos olímpicos, se decidió prescindir del lazo en las jabalinas.

En 1986 se modificó profundamente el diseño de la jabalina, adelantando su centro de gravedad para facilitar que se clavaran en el suelo.

Las reglas de este deporte surgieron de forma natural entre quienes lo practicaban, hasta que comenzó a regularse por federaciones.

Actualmente los torneos y competiciones están totalmente regulados y existe tanto una Federación Internacional de Atletismo (IAAF), como una Europea (EAA) y en nuestro caso una española, la Real Federación Española de Atletismo (RFEA), que incluyen el lanzamiento de jabalina entre sus deportes.

Reglas del lanzamiento de jabalina

El lanzamiento de jabalina se realiza desde un pasillo de lanzamiento que mide 4 metros de ancho y tiene una longitud nunca inferior a 33,50 metros. Donde las condiciones lo permitan, la longitud mínima debe ser de 36,50 metros.

Está señalado con dos líneas blancas paralelas de 50 milímetros de anchura, separadas 4 metros una de otra. El lanzamiento se efectúa desde detrás de un arco (límite frontal de la pista de carrera) de 8 metros de radio como máximo. El arco es una línea curva de color blanco, de madera o metal, o pintada sobre el terreno.

La zona de caída del artefacto, como se la conoce, cuenta con un ángulo de 29º, una longitud de 100 metros y debe ser de ceniza, de hierba o de otro material en el que la jabalina deje huella.

Zona de carrera y caída para el lanzamiento de jabalina

Cómo se hace el lanzamiento de jabalina

El lanzamiento lo es todo en la jabalina. Se trata de interiorizar una postura inicial de partida, de hacer una buena carrera portando la jabalina, transfiriendo la velocidad de carrera en los últimos pasos al gesto de lanzar y hacerlo con una liberación de tensión optimizada, jugando con el equilibrio de la jabalina y soltándola al aire en un ángulo muy preciso.

La jabalina debe agarrarse por la encordadura y lanzarse por encima del hombro. Para que el lanzamiento sea válido, la jabalina no puede tocar ninguna parte del cuerpo del atleta ni tampoco puede lanzarse en rotación. Tiene que tirarse recta y la punta metálica de acero debe ser lo primero que toque el suelo.

Todo el proceso se realiza en unos pocos segundos. Vamos a verlo todo más detalladamente, analizando el momento del lanzamiento de jabalina, paso a paso.

Fases de lanzamiento de jabalina

1 - La postura de salida

El atleta comienza en una posición parada, sosteniendo la jabalina por la parte de agarre con una mano.

Se coloca dando cara a la dirección de lanzamiento, con la mirada al frente, el tronco erguido y con la jabalina sujeta por la encordadura, descansando sobre la palma y a la altura de la sien.

La jabalina paralela al suelo y apuntando algo hacia adentro. El brazo de transporte, debe ir flexionado por el codo y abierto.

 

2 – La carrera

La carrera de aproximación de lanzamiento de jabalina tiene una longitud que oscila entre los 25 y 30 metros. El objetivo es alcanzar la máxima velocidad al final de la misma.

Para lograrlo, hay que girar los hombros apuntando, alineándolos, en la dirección del lanzamiento. Durante la carrera, la punta de la jabalina debe alzarse a la altura de la cabeza del lanzador. La cabeza ha de estar en todo momento orientada hacia adelante, en la dirección del lanzamiento.

 

3 – Paso de lanzamiento

Justo antes del momento del lanzamiento de la jabalina, el paso de la carrera debe alargarse para crear una base de apoyo bien equilibrada. En ese momento el cuerpo se debe inclinar hacia atrás para permitir el mayor recorrido posible al brazo de lanzamiento.

 

3 – Lanzamiento

Finalizada la carrera, el lanzador montando su cuerpo sobre la pierna izquierda, adelanta el brazo derecho con el codo por encima del hombro y mediante un fuerte "latigazo" lanza la jabalina con un ángulo de 32º a 36º.

El brazo de lanzamiento permanece extendido, mientras que el brazo libre queda sin tensión, relajado. Esta postura final se conoce como posición de potencia.

La jabalina debe caer entre las líneas sectoriales y clavarse hacia abajo, de lo contrario será lanzamiento nulo.

Los lanzamientos se miden desde la marca de la punta de la jabalina en el terreno, hasta la parte interior del borde del arco de lanzamiento.

Los participantes realizan 3 intentos de clasificación y 3 lanzamientos finales.

El lanzador ha de permanecer en la pista de carrera hasta que la jabalina aterrice.

El ganador es aquel que consigue mayor longitud en el lanzamiento. El desempate se resuelve por el segundo mejor lanzamiento

Materiales para el lanzamiento de jabalina

Para el lanzamiento de jabalina se necesitan los siguientes materiales:

  • Jabalina: La jabalina puede ser de madera, metal ligero o de fibra de carbono, con tiras de cuerda para agarrarla. El material más común en las jabalinas de competición es el aluminio, utilizando también en su punta el acero galvanizado.

Las medidas reglamentarias son las siguientes:

Prueba masculina:

Diámetro de 25 a 30 milímetros
Peso: 800 gramos
Longitud: Entre 260 y 270 centímetros

Prueba femenina:

Diámetro de 20 a 25 milímetros
Peso: 600 gramos
Longitud: Entre 220 y 230 centímetros

  • Delimitadores de zona de lanzamiento. Utilizar unos delimitadores de  pasillo y sector de lanzamiento con las medidas correctas es muy importante para asegurar el cumplimiento de la normativa.
  • Además de los limitadores de campo, es importante disponer de  medidores para el lanzamiento, que permitirán al entrenador o profesor tener una referencia inmediata de la distancia que se ha alcanzado con el lanzamiento.
  • Zapatillas con clavos. Los competidores de lanzamiento de jabalina visten zapatillas con clavos. Reglamentariamente la suela y el tacón de las zapatillas podrán tener hasta un máximo de 11 clavos. Estos clavos se colocan con el objetivo de brindar protección y mayor estabilidad a los pies cuando se adhieren al suelo. Los más comunes son piramidales, de compresión y de aguja.

Beneficios del lanzamiento de jabalina

El lanzamiento de jabalina está gobernado por los principios de la física más elementales: por la potencia, la fuerza, por los de la resistencia al aire y por los de la naturaleza de los materiales de los que están hechas las jabalinas.

Por lo general, los atletas que participan en las competiciones de lanzamiento de jabalina suelen ser altos y con una gran potencia física, además, poseen gran destreza, agilidad, velocidad y, por supuesto, fuerza.

Los lanzadores suelen tener un hombro excepcional, en el sentido de que lo pueden doblar y flexibilizar con sorprendente facilidad.

También tienen un codo muy bien entrenado y flexible.

Al igual que en el resto de las destrezas atléticas, los lanzadores de jabalina hacen uso de unas singulares fibras explosivas, que les ayudan también en la aceleración de la carrera con pocos metros para llevarla a cabo.

Las reglas del lanzamiento de jabalina lo hacen especialmente rápido y explosivo.

Es muy completo desde el punto de vista psicomotriz y practicándolo se trabajan gran cantidad de grupos musculares, desde brazos a piernas, pasando por espalda, abdominales y lumbares.

El lanzamiento de jabalina es un deporte muy recomendable, que os animamos a practicar desde Elk Sport.


  1. MINI VORTEX
    Mini Vortex
    6,55 € 7,93 €
  2. Jabalina club aluminio
    Jabalina club aluminio
    desde
    25,95 € 31,40 €
  3. Conos numerados para medir lanzamientos
    Conos numerados para medir lanzamientos
    desde
    7,55 € 9,14 €
  4. Súper jabalina turbo 500 g
    Súper jabalina turbo 500 g
    desde
    39,95 € 48,34 €
  5. Jabalina espuma ligera Eveque
    Jabalina espuma ligera Eveque
    desde
    10,95 € 13,25 €
  6. Jabalina turbo 400 g
    Jabalina turbo 400 g
    desde
    28,95 € 35,03 €
  7. Jabalina turbo 300 g
    Jabalina turbo 300 g
    desde
    26,95 € 32,61 €
  8. Jabalina espuma pesada 78 cm Eveque
    Jabalina espuma pesada 78 cm Eveque
    desde
    17,95 € 21,72 €
  9. Súper jabalina turbo 600 g
    Súper jabalina turbo 600 g
    desde
    44,95 € 54,39 €
  10. Banda medidora
    Banda medidora
    desde
    17,95 € 21,72 €